Navegador: Inicio > Noticias

El USDA prevé un aumento del 3,6% en la producción mundial de cereales 2020/21

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) ha lanzado, en su informe del mes de mayo, una primera previsión de producción mundial de cereales para la campaña 2020/21 en la que apunta a un incremento del 3,6%, con lo que se situaría en 2.249,9 millones de toneladas, frente a 2.170,4 millones en la campaña actual. El aumento se debe a que se espera una mejora tanto en la producción de cereales secundarios como en la de trigo.

En el caso de los cereales secundarios se espera un aumento del 5,3%, con lo que se obtendrían 1.481,44 millones de toneladas, frente a los 1.406.08 de la campaña 2019/20.

En Estados Unidos el Departamento americano prevé un incremento de la producción de cereales secundarios de 60 millones de toneladas, hasta alcanzar los 420,50 millones de toneladas (+16,6%); en Ucrania aumentaría 3,3 millones (49,85 millones de toneladas) y en la Unión Europea el aumento sería de 2 millones de toneladas, situándose en 163,09 millones de toneladas. Dentro de los cereales secundarios, el USDA prevé para la campaña 2020/21 una cosecha mundial de maíz de 1.186.86 millones de toneladas, es decir, un 6,4% más que en campaña actual (72,1 millones de toneladas más).

La producción de trigo aumentaría ligeramente

En cuanto al trigo, el USDA prevé para la campaña 2020/21 una cosecha mundial de 768,49 millones de toneladas, es decir, un 0,5% más que en la campaña actual (764,32 millones de toneladas).

Hay que destacar que el USDA prevé una cosecha de trigo en Australia de 24 millones de toneladas, 8,8 millones de toneladas más que en la campaña 2019/2020 (+57,8%). En Rusia el aumento sería de 3,3 millones de toneladas (+4,6%), situándose en 77 millones de toneladas. Sin embargo, en la Unión Europea prevé un descenso de la cosecha de trigo de casi 11,7 millones de toneladas (143 millones de toneladas); y en Estados Unidos de 1,4 millones menos (50,78 millones de toneladas).

Aumento del consumo y de los stocks finales

En lo que respecta a los consumos, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos apunta a un incremento de la demanda total de cereales secundarios de 45,5 millones de toneladas, con lo que se situaría en 1.453,88 millones de toneladas. El consumo de trigo también aumentaría en 4,9 millones de toneladas, alcanzando los 753,49 millones de toneladas.

Por último, los stocks finales de cereales secundarios aumentarían en 27,56 millones de toneladas y los de trigo en 15 millones.

Fuente: agropopular.com